lunes, 8 de junio de 2015

Madre

Cuántos dejarán a su madre,
a la madre del sol y la vida,
para caminar por páramos
fríos y sombríos.

En el atardecer se vislumbran
los sueños de un niño,
que añora los cálidos días
en su regazo.

Ve como su madre perece
lentamente, en agonía.

Y no puede hacer nada,
sino seguir la dolorosa senda
de la nostalgia y el dolor,
aferrándose a la vida,
lejos de la madre,
lejos de la tierra
que le vio nacer.



 Todos los derechos están reservados©.