domingo, 14 de junio de 2015

Antas

Paseando por mi pueblo
Vi las espesas y blancas lágrimas de las chumberas,
La antigua  casa de las monjas derruida
Bajo un rojizo atardecer de primavera.

El cortijo de Don Luis domina
Un  vasto campo de alcachofas,
El cacique murió hace ya largo tiempo,
Pero no su hacienda.

De los troncos secos de naranjo
Brotan pequeños retoños
Y de la tierra seca nacen malas hierbas.

Todavía quedan paredes de cal,
 acueductos de piedra,
y acequias rebosantes de agua.

Sigo caminado por tus caminos y veredas,
Saludo a las majestuosas pitas
Y a las mujeres que a paso ligero
Rinden cuentas al colesterol.

Que bonitas son las vinagreras
Y que ácido el sabor de sus tallos.


Subo la cuesta de las cuevas,
Desde el Argar puedo tocar
La cúpula de la Iglesia.

Soy de la calle del Aire,
Según algunos la calle con más solera,
soy de Almería, de Andalucía , de España,
soy de la humanidad entera.



Todos los derechos están reservados ©.