sábado, 27 de junio de 2015

Diario de un borracho.

En grumos ocres
Y masas biliosas,
Flotan los tóxicos
Augurios de una mente perturbada.

Enjuaga tu boca con Whisky,
Baña las plazoletas y las aceras
Con la verdosa pasta de tus adentros,
Que el ácido no corroa
La imagen de tu embriagadora mirada.

Bailas con las farolas,
Cantas sin guitarra ni panderetas,
Dibujas mundos paralelos,
Divagas sin mucho sentido,
Amas sin pudor a amigos y desconocidos,
Por ellos darías tu vida,
Por ellos lucharías en las trincheras.

Cuán voluptuosas son las doncellas
Y que sutil verborrea exhibes
Al amparo de Dioniso.
Para ti se hizo el mundo
Caminante solitario,
La noche es tuya y en ella te cobijas.

Perseguidor de escotes,
Te meces en cataratas de dulce miel.
Eres poeta y enemigo del sol,
Eres un fiel habitante de las tabernas
Y un asiduo consumidor de primperán.

Enjuaga tu boca con whisky,
Baña las plazoletas y las aceras
Con la verdosa pasta de tus adentros,
Que el ácido no corroa
La imagen de tu embriagadora mirada.

Todos los derechos están reservados ©.