viernes, 12 de febrero de 2016

Quizás Alejandro no fue Magno

Un cónico despertar se aproxima
Bajo una taza de espumosos cirros.
Partículas minúsculas  chocan, divagan
Y centellean en el espectro visible de los rayos del sol.

Extramuros comienza la fotosíntesis para algunos,
Para otros, catabolismo y destrucción.
El café está listo y la tostada se funde con la mantequilla
Mezclando sabores lejanos, como se mezclan las guerras,
Los atentados, las violaciones y los asesinatos con la sobremesa.

Una mujer se adentra en una miscelánea de fotogramas.
Disonancia cognitiva, El señor Prejuicio
Invita al miedo a una copa y juntos bailan Foxtrot
Ante la brillante retórica  de  Cicerón.
Debo padecer diplopía o quizás seamos dobles
Triples, cuádruples entes.
Quizás la palmadita sobra en la espalda,
Como los consejos y la moral elevada.
Quizás Alejando no fue Magno
Y todo es ficción y literatura,
Quizás los guiones más surrealistas
Están en la propia realidad.

Todos los derechos están reservados©. Diego Torres 2016.