martes, 27 de enero de 2015

La sabiduría del mundo y la de Dios

Porque el lenguaje de la cruz es una locura para los que se pierden; pero para nosotros , que nos salvamos, es poder de Dios.Pues dice la escritura: Inutilizaré la sabiduría de los sabios y anularé la inteligencia de los inteligentes.¿Dónde está el sabio? ¿Dónde está el maestro?¿Dónde el estudioso de este mundo? ¡Dios ha convertido en tontería la sabiduría del mundo! El mundo con su propia sabiduría no reconoció a Dios en la sabiduría manifestada por Dios en sus obras. Por eso Dios ha preferido salvar a los creyentes por medio de una doctrina que parece una locura. Porque los judíos piden milagros y los griegos buscan la sabiduría; pero nosotros anunciamos a Cristo crucificado, escándalo para los judíos y locura para los paganos, pero poder y sabiduría de Dios es más sabia que los hombres; y la debilidad de Dios, más fuerte que los hombres.
Considerad si no, hermanos, vuestro grupo de llamados: no hay muchos sabios, ni muchos poderosos, ni muchos nobles; Dios eligió lo que el mundo tiene por necio para humillar a los sabios; lo débil para humillar a los fuertes; lo vil, lo despreciable, lo que es nada, para anular a los que son algo; para que nadie presuma delante de Dios. Por él estáis en Cristo Jesús, el cual de parte de Dios se ha hecho para nosotros sabiduría, justicia, santificación y redención, para que, como dice la Escritura, el que quiera presumir de algo, que presuma de lo que ha hecho el Señor. 



Pablo de Tarso, Primera carta a los Corintios, 1, 18-32.