lunes, 21 de diciembre de 2015

Esta no es mi patria

Vísteme despacio cariño,
El odio no hizo mella en mis adentros.
Intento ser libre en esta jaula de sedientos,
La soledad es digna compañera
Cuando el ruido desola los fértiles campos
De naranjos en flor.
El jazmín perdió su frescura
Y su perfume se evaporó en los espejos.

¡Ay toros bravos que pacéis en las dehesas!
Vuestro destino es la espada y el polvo,
Entre vítores cae vuestro aliento.

Así me veo y así os veo,
La sangre mana de las piedras,
Y hierve con el calor del mediodía,
No hay plaza sin temores
Y sin ansias de venganza.

Esta no es mi patria,
Esta no es mi fiesta.

Nací en esta tierra  bíblica y cainita,
Allí donde los muertos no descansan,
Donde las guerras no acaban
Y donde la libertad es un suspiro
Efímero y cansado
 Que se evapora antes de tocar el suelo.


Todos los derechos están reservados©. Diego Torres 2015